Caju, fruto exotiquísimo

Nunca les pasó que una fruta les supo mejor en un lugar que en otro? Recuerdo cuando comí mango en Indonesia, que por alguna razón me supo como el mejor mango de mi vida. Bueno, me pasa igual con el marañón, que hasta ahora no me había llegado a impresionar de tal manera. Hay cosas con los sabores, pero eso ya seguro es tema de bioquímica de las papilas gustativas, que hacen un no sé qué indescriptible…

Pasando por el estado de Maranhão quise escribir sobre el caju, Anacardium occidentale, que en Costa Rica llamamos marañón -o semillas de marañón si se refiere a la castaña o nuez, quizás porque de esta región viene el nombre que le damos (??), y porque es originario de esta parte del subcontiennte. De acá le dio la vuelta al mundo, y los portugueses se lo llevaron a otras partes, siendo la India uno de los mayores productores del mundo en el siglo XIX. Incluso, en Norteamérica se empezó a importar desde Asia dada su posible utilidad en la inútil industria bélica (lo que espero no se haya concretado). De ahí que muchas personas las conozcan como nueces de la India.

Sólo esperar un poco para cosechar esas bellezas!
Sólo esperar un poco para cosechar esas bellezas!

En el mundo de las plantas, la taxonomía no deja de fascinarme y cuando se trata de frutos la fascinación se vuelve en sorpresa cuando estos son comestibles! Sin embargo, lo interesante es que la parte carnosa del caju, la que se convierte en pulpa para jugos o helados, es un pseudo-fruto; y donde se encuentra la nuez es el fruto verdadero.

 

Mientras unos frutos se van llenando, las flores siguen su proceso
Mientras unos frutos se van llenando, las flores siguen su proceso

Similar situación poseen la manzana y la pera, en que el fruto verdadero se encuentra luego de lo que en general estamos acostumbrados a comer. También la piña, sólo que allí es una multiplicidad de pseudofrutos, pero bueno… fascinante al fin! Pero volviendo al caju, tuve la suerte de recorrer esta zona en época de floración-madurez de frutos, lo cual es una fiesta en el aire! El aroma a caju por doquier, y siempre la posibilidad de comerse alguno a la orilla del camino.

Sólo de un árbol se pueden recolectar kilos de frutos para secar semillas, pero no salen tantos kilos, quźas una proporción de 5:1
Sólo de un árbol se pueden recolectar kilos de frutos para secar semillas, pero no salen tantos kilos, quźas una proporción de 5:1

En Paraíso do Cajú, donde me alojé, aprendí que cada árbol tiene sus particularidades y que algunos tienen (pseudo)frutos más sabrosos y jugosos que otros… incluso, algunos árboles se pueden reconocer como parientes basados en la coloración y forma de los frutos. Del fruto verdadero, que contiene la nuez, se extrae la castaña, deliciosa semilla comestible rica en vitaminas importantes, y fuente de proteínas, grasas y carbohidratos naturales que la hacen ideal para un ciclista de largas distancias. Sólo el precio no siempre ayuda, pero en esta región y en esta época es inevitable no llevarse un kilo cada de vez que se pueda.

Los usos de esta planta han sido desde confitería hasta medicinales, e incluso la cajuína, jugo filtrado y clarificado, ofrecen propiedades importantes y es símbolo tradicional de los estados de Piauí y Ceará. Pero mi producto favorito fue la pasta de caju -como si fuera una mantequilla- que conocí en Pium (cerca de Natal)… esto con miel se convirtió en mi desayuno predilecto por algunas semanas!

El cajueiro más grande del mundo, en Rio Grande do Norte
El cajueiro más grande del mundo, en Rio Grande do Norte

La forma de crecer de sus ramas también hacen honor al enmarañamiento, y un árbol sin podar puede producir ramas y raíces secundarias que abarcan -un sólo árbol- hasta los 10000 metros cuadrados. Sin duda, un árbol fascinante en todo sentido!

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.